El viaje de Alí

 

_MG_3635

Miles de personas, se hacen cálculos aproximados de 50 o 60 mil, son las que están viviendo en la más absoluta provisionalidad en tiendas de campaña por toda Grecia. La atención mediática se centró en Lesbos y en Idomeni, quizás por ser los puntos de entrada y salida, olvidando los 38 campos, según datos no oficiales, que se reparten por toda la geografía de este país.

Campos gubernamentales y campos improvisados. De momento todos los que visitamos son informales. Espacios ocupados en los lugares más extraños, en un área de servicio de una autopista cerca de Polykastro: EKO, o en una gasolinera: BP, o en el aparcamiento de un hotel: Hara. Campos que toman el nombre del lugar que ocupan. El campo EKO, BP o Hara situados muy cerca de Idomeni, y de los que no se habla.

En el campo de Hara, en muy malas condiciones, se instalaron cientos de personas llegadas desde Afganistán.  Cogen el agua en el grifo de la gasolinera BP, enfrente, y en grandes bidones la cruzan los jóvenes a Hara, al otro lado de la autopista, sorteando el intenso tráfico de coches y camiones que se dirigen a la frontera con la República Makedonia. FYROM, como la llaman los griegos, es el lugar al que todos quieren ir por ser el paso más directo para poder llegar a los países deseados, y que hoy por hoy les resultan inaccesibles.

Qué ironía la de estar viviendo, sin poder moverte,  en medio del intenso tráfico.

Intentando acostumbrar la vista a esta imagen de pueblo de nylon, estoy parada en medio de esa nada cuando se me acerca Alí,  de 6 o 7 años, y sonriente me pregunta cuál es mi país, de dónde vengo?

  • De España y tú?
  • De Afganistán
  • Cómo te llamas?
  • Alí, y te gusta España, es bonito tu país?
  • Si me gusta -le digo.
  • Y a ti, te gusta Afganistán?
  • Si me gusta, pero nos vamos a ir a otro país.
  • Te gusta Grecia?
  • No mucho, mejor Alemania, o Italia, o España, o América –se queda un rato pensando y matiza- el que más América.

Dicho esto se despide, bye bye, y me dedica una gran sonrisa.

Qué imágenes tendrá en su cabeza un pequeño como Alí para desear ir a América?

La historia se repite en todos los campos, jóvenes y adultos a la menor ocasión te cuentan sus anhelos y sus sueños de buscar una vida en otros países, la que perdieron en medio de las bombas y el horror.

© Mabel Pérez Simal

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *